dissabte, 24 d’agost de 2013

Nocturnal thoughts.

Somos los vagabundos del cariño, los buscadores de una recompensa llamada amor, que por muchos tropiezos, caídas y recaídas, siempre nos acabamos encontrando en la misma esquina. En la misma ciudad. Belgrado, tal vez. El tiempo vuela allí, o eso dicen.

  A veces me impaciento y quiero correr, volar, tocarte en el hombro y recriminarte que llegues tan tarde, pero entonces recapacito y decido callar. Porque nosotros no manejamos el tiempo. El tiempo nos conducirá. Porque lo sabemos. Sabemos que el día menos pensado estaremos los dos en ese rincón del mundo destinado a convertirse en telón de fondo de nuestro enésimo reencuentro. Aunque yo no lo llamaría reencuentro. Nunca nos hemos separado.

Heartbreak Hotel.

Te lloro con cada verso de esas canciones. Lloro incluso sin darme cuenta. Me levanto con el rastro de las lágrimas en mi rostro. Te lloro en silencio y te lloro en voz alta. Te lloro sola y te lloro acompañada, sin que nadie sepa la razón de la aparición de esas lágrimas.

   Me acurruco en cuerdas de guitarra y en voces que me entienden. Como una asociación de corazones rotos anónimos. Parece ser que tengo reservada habitación en el Heartbreak Hotel. ¿Desde cuando los recuerdos se han vuelto tan tangibles? Las yemas de mis dedos se estremecen cuando las lanzo al cielo y no consiguen tocarte. Parece que le griten al cielo que te traiga de vuelta. 

Whisperer.

Me has besado en los labios como besas las fresas antes de darles el primer mordisco, como tú sabes. Tus pestañas han acariciado mi nariz y me has sonreído, contagiándome. He apartado tu pelo negro de tu hombro y tú has dado un pequeño mordisco a mi mandíbula. Porque tú no eres de las que se deja hacer. Tú quieres hacer mientras yo hago.
   Tu blusa ha caído al suelo como una pluma, acariciando el aire.Y entonces con tus ojos, negros como las noches frescas de verano, me dejas acercarme, y sentada en la cama me dices sin palabras que proceda a dejarme llevar, que deje que mis pensamientos vuelen como hojas secas en otoño y se queden solo las ramas de mi condición humana. Y bajo mi mano tu piel me recibe con ansia. Beso tu muslo, y luego te beso junto al ombligo, y subo hasta un pezón y me detengo en tu clavícula. Te descubro trozo a trozo, como un mosaico de Gaudí. Y tú modelas mi cuerpo con tus dedos, y tus suspiros dan alas a mi espalda. Somos dos criaturas que se mecen de la mano, una frente a la otra, en la cuna de la felicidad.

   Y tu voz suena como un torrente en primavera. Y yo me quiero morir en tus brazos, para no tener que ver ninguna luz que no sea la de tu sonrisa.

dijous, 15 d’agost de 2013

Ones.

Seiem a les roques i amb la mirada ferma el mar ens saluda amb l’escuma dels seus dits. I el vent ens besa els rostres i encén els nostres esperits. Em trobe amb una sirena de cabells de girasol, com els de Van Gogh, i amb el capità d’un vaixell que surca el mar de la rebel·lia. I ambdós tenen un poc de mar als ulls. I la camaraderia guia els nostres clams i els nostres somriures. I fem pensaments que s’enlairen i es confonen amb l’arena salada. I amb la infinitat al davant, els mals pensaments s’esfumen. i la sirena i el capità m’ajuden a allunyar-me una estona de la terra amarga de la realitat. 

Sky.

Aquests guardians del teu cel s’alcen orgullosos sobre la figura del fill d’un déu banyat en or. Si et col·loques a l’esquena dels guardians s’obri a tu una cova lluminosa que acull petites històries tanta gent que resulta quasi inabarcable a la vista. Cada racó t’ompli els ulls de formes que t’embruixen, i t’obliguen a mirar i remirar. El seu magnetisme fa que escorcolles amb els ulls cada plec, cada gest, cada instrument, cada ploma d’eixos coloms que anuncien la vinguda d’una pau que desitges fer teua.

  Es tan gran aquesta obra que les paraules queden reduïdes a cendra en comparació amb la flama de majestat que emanen eixos guardians, i eixa cova…

Laberint.

No em fa por perdre’m si és als teus braços en forma de xicotets carrerons de fama dubtosa i bellesa indubtable. On cada racó amaga un secret que et fa obrir els ulls i bategar fort el cor. Et sents com un nen en una tenda de joguets. Com un explorador acostant-se a terres noves. Et trobes temples religioses de torres que toquen el cel. Et trobes façanes descolorides amb una mirada penetrant. Arribes a un mur ple de cadàvers d’ideals en forma de marques de bales. Però aquests ideals no han desaparegut, ja que quan t’hi acostes, sents la seua remor, que t’omple el pit.

  

Diamant.

Tu, que et sents empresonat en aquest món de sentiments. Tu, que has vingut com un au migratòria a buscar un lloc on sobreviure. Tu, que pensaves que no era possible tocar la llibertat amb els dits.

  Ara, pas a pas, dibuixes carrers adornats de verds maragda i balcons de falgueres sense sàvia. I el cel blau et fa de sostre i el barri et fa de casa. I llavors arribes a eixe espai irreal que ara es troba davant dels teus ulls. Que surt de les pàgines d’aquell llibre i es presenta tal i com la teua ment l’havies dibuixat. I veus les bombetes del ball, i els veïns que passegen. I et dones la volta per tal de mirar eixe tros de lluent marbre blanc que t’indica que, efectivament, és aquesta la plaça. Que, efectivament, ací es va alliberar aquella dona amb ales de colom. I llavors, tanques els ulls i toques la llibertat amb la punta dels dits.

Arc Iris als ulls.

Mil cares de tots colors i de totes mides, mil llengües de mil belleses diferents. I allí dins, tan a prop, tan units. Xicotetes caixes de sorpreses ofereixen colors que esclaten com flors de maig. Aromes que es mesclen formant una amalgama que s’allotja al paladar i fa pesigolles a l’estòmac. Crits alegres i gemecs de plaer que formen un fil musical ple de vida. L’aire canta allí dolces melodies fetes dels riures d’eixa unió de desconeguts que coneixen eixe sentiment universal pel qual el gust és un dels sentits que més plaer aporta.

Històries.

com si Pujares al cel, pujes per costeruts cArrers cap al Refugi aquell del qual tant has sentit parlar. allí on hi han animals que emanen aigua i ones que són balCons. Graó rere graó (ondUlats, plens d’energia), entrEs en un bosc de rectes troncs, La guardiana del qual és una salamandra d’escames de coLors vius, que pareix que t’estiga rebent amb un somriure. et convida a passar, a un lloc on els sostres amaguen milers d’histories fetes miquetes. un trencadís de vides que se’ns presenten de manera subtil. ací veus un sol, enllà veus un polp, i darrere d’ells s’amaguen vesprades de cafés amb coneguts i menjades amb la família, riures i plors, sentiments i temors. pujes a la balconada de formes sinuoses, de tsunamis de colors i dibuixos que fan que la teua ànima vuiga convertir-se en xicotets trossos de ceràmica que s’en vagen amb l’escuma, passant a formar part d’eixe trencadís vivent que una ment plena de genialitat ens va regalar.

dimarts, 23 de juliol de 2013

Butterflies with punctured wings.

Esta es la historia de por qué odio mi nombre. Y los protagonistas somos tú y yo. Te recibí con los brazos abiertos y el corazón hambriento. Me diste analgésico para mi tristeza, no la cura, como hacías ver. Te metías en mis venas y en mis pensamientos, y yo me aferraba como a clavos ardiendo. Mis manos llenas de ampollas se cansaron.
   Volviste como el agua después de una dura sequía. Tu sonrisa me prometía el cielo. Y lo quise creer. Y aguanté tormentas y sobreviví a naufragios. Y me dejaste miel en los labios. Y luego sal en las heridas. Porque pasé por alto que ni siquiera recordaras el día exacto en el que nos conocimos. Y pasé por alto que tú pasaras por alto muchas cosas. Pero ya se sabe, cuanto más alto llegas, más fuerte es la caída. Esperé y esperé a que me dieras lo que sin palabras me querías ofrecer. Por que tu y yo lo sabíamos (y lo sabemos) y nuestro silencio dijo (y dice) más que cualquier cosa. Esperé tanto que me hice vieja y aprendí la lección.
¿Sabéis cuál es mi nombre? Esperanza.

dijous, 27 de juny de 2013

Haunted.

The park was full of couples and I felt like I hated them all. I know it’s a stupid thought, but being near him made me feel so selfish, and I just wanted to be alone with him, without all those jerks kissing and stuff like that.
    We sat down in the grass. I didn’t know what to do. I felt like if I looked at him I would kiss him without a second thought, and of course it was an awful idea, and my mind was just spinning too fast.
-          So, you...
 I could not finish my sentence. I felt his eyes on me and couldn’t resist to stare at him too. And then I was caught in the trap of those big, brown eyes. I got lost in them. There was no scape. My thoughts ran away, my tongue got paralized.
  We stayed like that for a few minutes before he spoke.
   -Wow, sorry I... Well, this has been weird... I
   - Have you seen Pulp Fiction? – I interrupted him.
   - What...?
   - Pulp Fiction. That Quentin Tarantino’s film, you know? With John Travolta and...
   - Yeah, yeah, I know. I’ve seen it, yeah. What about it?
   - Do you remember that scene between Mia and Vincent, in that restaurant?
   - Of course, yeah.
   - Well, Mia tells him something like... something about sharing silence. She says that you’ve found a special person if both of you can enjoy the silence.
   He smiled at me. Oh no, you didn’t. Oh, boy... Stop killing me with that smile. I think what I like the most about his smile is that it is not like a “I’m-a-hottie-and-I-know-it” smile... It’s sincere. Well it appears to me it is.
-    I like what you’ve said.
 I smiled. After that, everything was so confusing, and beautiful, and marvelous, and any positive adjective that comes to your mind. I don’t know if it was me that kissed him, or vice versa. I just know his lips found mine (or mine found his), and all I could feel was that burning touch of him, and my fingers running through his hair, and his hand in my cheek, and the air trying to get to my lungs, and my heart trying not to explode.
   And for a moment, everything in the world was right. For a moment, it seemed like I had changed, like if this negative view of mine had disappeared. I don’t know, I just was enjoying life. And it felt strange, but good. Really good.
    I’ve never tried cocaine or anything like that, but I’m pretty sure it feels like this. No, not as good as this. Nothing is better than this, if you want to know the truth.
  

   

dimarts, 18 de juny de 2013

Burn.

       Odio que seas una herida que nunca se termina de cerrar. Aunque lo único que sienta es un levísimo resquemor si la sal la toca. Me enerva.

diumenge, 16 de juny de 2013

Cementerio de besos.

Leonor se pasó la mano por el labio partido. Conocía de sobras el sabor de la sangre. Su ojo se hinchaba por momentos. La ira ardía en los ojos de Julián. Sus puños apretados acentuaban las venas. Las ropas rasgadas de Leonor yacían inertes en el colchón. No sentía las piernas. No sentía los brazos. No sentía. En momentos como ese solía refugiarse en su imaginación. Con ojos llorosos y mirada perdida volvía a los días soleados de Mayo, sentada en el regazo de su madre, en el patio de las parras. Mamá... Mamá...
   Los gritos de Julián eran silencio para ella. Se levantó como pudo, a pesar de sus empujones. Corrió con la última fuerza que le quedaba a la calle. Corrió y corrió, calles y calles. No podía, no, ya no podía. Ya no podía con su mal humor, con su mirada alcoholizada, con sus puños contra su cara. Ya no podía esconder más moratones. Ya no podía ahogar más gritos. Ya no podía vivir así, si eso a caso se podía llamar vida.
   Corrió hacia el mar y se detuvo ante sus olas del color del abismo. Con la respiración entrecortada, miraba el horizonte con la esperanza de perderse en él y atenuar un poco la sensación dolorosa de la realidad. Se sentó en la húmeda y fría arena. Se quitó los zapatos y se acarició los pies, como le hacía su madre cuando tenía frío. Y entonces recordó sus últimas palabras:
   "Si te tocan, que sea para acariciarte. Si te gritan, que sea de entusiasmo. Si te hacen llorar, que sea de emoción. Si te quieren, que sea de verdad."
   Mamá... Mamá... ¿Cómo sobreviviste a papá? Cuéntame, mamá...
                                         

dimecres, 12 de juny de 2013

Rebel Grrrls.

Si he aprendido una cosa en esta vida es que caminar solo cuesta. Se consigue, se debe conseguir, pero cuesta. Porque la vida está llena de baches, de tormentas sin refugio, de gritos ahogados... Pero entonces levantas la cabeza y ves que no estás solo, ni mucho menos.
   Y dejas de ser un pájaro enjaulado, y cuando llegas a las alturas te encuentras con otras aves que, al igual que tú, buscan su camino. Y entonces te sientes mejor.
   Yo he tenido la bendita suerte de encontrarme en mi camino a tres joyas hechas personas: Lourdes, María y Anabel. Mis baby schwas. Mis guerreras. Mis compañeras de viaje en esto de entrar al mundo adulto sin perder un ápice de juventud.
    Porque aunque, qué hará, ¿medio año que estamos juntas? es como si hiciese bastante más tiempo. Porque con vosotras es fácil reír. Con vosotras es fácil sentirse fuerte.
   Y os sonará cursi y todo lo que queráis, pero no sé expresarme de otra forma. Ojalá os viéseis como os veo yo. Bellas por dentro y por fuera, fuertes, valientes. Que cada día agradezco haberos conocido.
    Que nunca se rompa este equipo. Yo al menos prometo trabajar para que no pase.
         Os quiero mucho, chicas.
                               

dijous, 6 de juny de 2013

¿Vienes?

Vamos a imaginar. Vamos a olvidarnos un poco de la realidad y a imaginar. ¿Te imaginas convertirte en algo muy chiquitito muy chiquitito y adentrarte en la mente de otras personas? ¿Te imaginas? Entrar en la mente de esa chica, sentada enfrente, en el metro. Lleva una falda muy bonita y el pelo recogido. Se rasca una uña. Parece nerviosa. Y lo está. Va a ver al chico que le gusta, y él ni siquiera lo sabe.
    Bajas del metro y entras en la mente de un hombre mayor con boina que pasea lentamente por la avenida.  La gente no ve bajo sus arrugados párpados que unas pequeñas lágrimas se han posado en sus cansados ojos. Mira hacia la esquina y ve ese bonito bar de estilo antiguo en el que le pidió matrimonio a su esposa. Y la hecha de menos. Saca un pañuelo de su chaqueta y lo pasa por debajo de su nariz. Juraría que aún conserva el aroma de su perfume.
      Te diriges hacia un parque y en un salto estás en la mente de una mujer que charla con una concida, sentada en un banco. La conocida no ve la frustración y el cansancio detrás de su mirada. La mujer suspira por dentro. Se siente oprimida por las cadenas de una vida a la que se ha acomodado. No tiene ganas de avanzar. Solo de seguir en pie. Y eso la conocida no lo ve, detrás de la tupida cortina de su media sonrisa.
      Entras en una cafetería y te adentras en la mente de un chico joven, que no deja de pasarse la mano por el pelo. Se muerde el labio, impaciente. Aunque sabe que cuando ella aparezca tiene que disimular, porque la chica no sabe que sueña por las noches con ella, que cuando está a su lado le cuesta la vida entera no lanzarle un "te quiero". Eso ella no lo sabe. La chica entra y oh, vaya, es la chica del metro.
   ¿Has visto? ¿No es increíble, que seas anónimo partícipe de este amor silencioso por fuera y ardiente por dentro? ¿No es fascinante lo que escondemos en nuestro interior? Desde luego, lo más fascinante es que lo mantenemos ahí. Somos como baúles llenos de tesoros en forma de sentimientos.

dimecres, 5 de juny de 2013

Assaborir la perfecció.

No et demane un contracte vital. No et demane un “sempre” que no existix. No et demane unes promeses que van a acabar fent-se miques. No et demane que li poses murs al temps. No. Només et demane que m’acompanyes aquesta nit. Només et demane que la matinada siga la terra a descobrir i el meu cos el teu mapa. Només demane que per uns moments ens sentim més vius que mai. Només et demane un camí de besos als meus malucs i dibuixar-te els llavis amb la llengua. Només et demane  que em regales un somriure. Només vull perdre’m als teus ulls.

     Si hagués de descriure una nit perfecta l'explicaria així, sense afegir-ne cap detall. I amb música, el llenguatge més perfecte que hi ha.
       

dilluns, 13 de maig de 2013

J'aime le souvenir de ces époques nues.

Evangeline. Evangeline y su pelo de seda. Evangeline y su sonrisa pícara. Evangeline en esa ventana fente al Sacre Coeur. Evangeline.
    Una copa en Au Progrès. Mi mano en su cintura a las 4 de la madrugada. Una colilla tirada en la Rue Lamarck. La señora Aubriot y su insomnio. Los zapatos de tacón rojos de Evangeline en sus manos. Su gata Audrey en el sofá.
  Y después el campo de batalla de sus sábanas y la trinchera de su cuerpo. Un mordisco en mi labio y el sabor al tabaco Gauloises en su lengua. Evangeline, Evangeline, oh, mi Evangeline...
   Desayunos a las 3 de la tarde con Evangeline llevando mi camisa, que dejaba adivinar sus pechos livianos. Me leías a Baudelaire y yo pasaba mi mano por tu hombro.
  ¿Dónde estás, Evangeline? ¿Dónde han quedado esos atardeceres sentados frente a Notre Dame? ¿Nunca más volveremos a besar la tumba de Oscar Wilde? El tiempo huye, las arrugas ocupan mi rostro... ¿Cuándo volveré a sentirme en vida?

                                 Mon esprit, tu te meus avec agilité,
                                 Et, comme un bon nageur qui se pâme dans l'onde,
                                Tu sillonnes gaiement l'immensité profonde
                                 Avec une indicible et mâle volupté.

Butterfly.

  La niña de ojos de chocolate se sienta en el bordillo. Las plantas acarician sus piernas. Aparta el pelo de su rostro y levanta la vista. Aparecen, una a una, mariposas del más azul de los azules. Revolotean, y ella sonríe, maravillada. ¿Es eso corazón? ¡Están formando un corazón! Cada vez se hace más amplio... ¡Eh! El corazón se deshace... La niña baja la vista, decepcionada. ¿Y eso, es un pájaro? ¡Vaya! Las mariposas forman un pájaro con las alas extendidas. La niña aplaude, emocionada. Entonces, empezando por las alas, la forma del pájaro se deshace. Una pequeña lágrima asoma a sus ojos de chocolate. ¿Y ahora...? Ahora las mariposas forman una gota. Como una lágrima. La niña, enfadada, se levanta de un salto y corre hacia ellas, deshaciendo la formación.
     12 años más tarde, la niña de ojos de chocolate es una muchacha. Vuelve al bordillo, llorando por culpa del amor. Una mariposa del más azul de los azules vuela hacia ella y se posa en su rodilla. Y recuerda. Y entonces, enfadada, borra la lágrima que recorre su mejilla. La mariposa aletea y se aleja. La muchacha de los ojos de chocolate sonríe.
    El amor se puede desvanecer tantas veces como quiera, pero siempre estará ahí. La libertad puede parecer inalcanzable, pero existe. Y las lágrimas... si son de dolor, no las quiere. Y las deshará. Aunque siempre la acompañen, escondidas en sus ojos de chocolate.
   
                                             
   

     

divendres, 3 de maig de 2013

"Hacer futuro a pesar de los ruines de pasado."

   El tiempo no corre, vuela. Cuánta razón llevan esas palabras. Hoy hace 19 años desde que Juana estaba en el hospital esforzándose por traer al mundo a ese pequeño ser que la acompañó incansablemente 9 meses, y que terminaría siendo lo que soy hoy. La loca de Àngela. La soñadora. La terca. Yo.
   Hoy hace 19 años desde que empecé a gritarle al mundo, ya fuese para respirar o para reivindicar lo que es mío. 19 años de vida pura y dura.
     No puedo evitar sentirme invadida por la euforia en un día como hoy. He vivido un año más. Sigo en pie. Y eso no es ninguna tontería. En estos 19 años han habido lágrimas de alegria, de dolor, de amor, de risa... Han habido sonrisas dulces y sonrisas amargas. Han habido cantos a la locura, a la juventud. Odas al arte. Pero sobre todo, han habido razones para seguir existiendo.
    Quiero darle las gracias a esas canciones, esos poemas, esas novelas, esas películas que me han hecho estremecerme, mirar en mi interior, alzar la cabeza, querer fundirme con la belleza del mundo. Quiero darle las gracias a esas frases que han alimentado mi ímpetu y mi rebeldía, que han abierto mis ojos y han ensanchado mi corazón, que me han ayudado a sentirme orgullosa de lo que soy y de dónde vengo.
    Quiero darle las gracias a esas personas que me han dedicado sonrisas sinceras, que me han abrazado con o sin motivos, que me han demostrado que me quieren, que me respetan, que les importo. Esa gente a la que he hecho reír y que me ha hecho reír. Esa gente que ha hecho que la vida sea un lugar ameno cuando pensaba que nunca lo sería. Vosotros sabéis quienes sois. Sabéis que no hay vida suficiente para agradecéroslo.
   Pero también hay una persona a la que quiero agradecerle que haya estado ahí todo el tiempo. Esto es algo que me ha costado mucho conseguir, pero por primera vez quiero darme las gracias a mí misma. Por no haberme rendido nunca. Por no haberme detenido. Porque aunque me haya llegado a odiar, sigo aquí. En pie de guerra. Con ganas de vivir. Y eso no tiene precio.
                                                      ¿Qué les queda por probar a los jóvenes
                                                       en este mundo de paciencia y asco?
                                                       ¿solo grafitti? ¿rock? ¿escepticismo?
                                                       También les queda no decir amén,
                                                       no dejar que les maten el amor,
                                                       recuperar el habla y la utopía,
                                                       ser jóvenes sin prisa y con memoria
                                                       situarse en una historia que es la suya,
                                                       no convertirse en viejos prematuros.
                                                                                                     Mario Benedetti.

dimecres, 24 d’abril de 2013

"Enyore un temps que no és vingut encara."

M'agrada caminar pel barri i veure els rajos de sol escalfant les façanes de les cases. La mescla de la humitat d'algunes parets i els blocs de pisos acabats d'estrenar. M'agrada parar l'orella per veure si distingisc la dolçor de la meua llengua en els llavis d'algú... De vegades tinc sort, i somric escoltant paraules valencianes d'un vianant que s'allunya... M'agrada mirar a la gent que somriu pel carrer... M'agrada sentir-me acompanyada estant sola. M'agrada somiar desperta amb idealistes amb els que me'n vaig a córrer món. Suponc que no vull prínceps, vull revolucionaris. Suponc que no vull contes de fades, vull amors poètics dels que comencen i acaben en la teua experiència, sense seguir cap model. Supose no, ho sé.

dimarts, 16 d’abril de 2013

He is dead and gone.

Cuando uno mismo no es capaz de expresar lo que siente con sus propias palabras, la respuesta siempre está en el arte. Porque el arte es la vida.
    Una vez creí en ti. Te dí una oportunidad. Me hiciste ceer que había encontrado a mi verdadero compañero. Pero ya estoy cansada. Lo que sentí cuando te vi marchar lo puedo expresar a través de las palabras de Hamlet:
                                  O that this too too solid flesh would melt, thraw,
                                                and resolve itself into dew.

 Bueno, ha llegado la primavera. Y el rocío que me cubría desaparece. Y florezco como las rosas. Y estallo en furia y en ganas de vivir. Tu nombre ya no ocupa mis labios. Mis labios ya no buscan tu boca. Fuiste una lección que aprender. Mi búsqueda de amor sigue. No eres la única flor del jardín. Soy Ofelia despertando de su locura.
                                                                                                                                                         
                          

      

diumenge, 7 d’abril de 2013

I hate you baby, 'cause you don't wanna love.


Johanna, acostada en el suelo, en posición fetal. Mirada perdida. De repente sus pupilas se mueven en otra dirección. Su mente funciona otra vez. Y recuerda…
   Ella es pequeña. Trenzas desechas. Un libro de cuentos en sus manos. Alicia en el País de las Maravillas. Se dirige a la cocina a por un vaso de agua. Su madre sentada junto a la mesa, con su bata color violeta. Qué guapa es. Su pelo color trigo es lo que más le gusta a Johanna. Sus ojos grises miran a la nada. Tiene algo en la mano con lo que juega. Se le cae al suelo y la niña lo recoge y se lo da. Vaya, es la pastilla. Su madre le ha dicho que es una pastilla para ser feliz. Tiene grabadas las letras S T. “Smiling Time”, dice su madre. Johanna quiere probarla, pero su madre la riñe y la advierte de que no toque esas pastillas. “Tu eres feliz, a la mamá le cuesta.” Johanna asiente y vuelve al salón. Pero antes ha visto como una lágrima fugaz escapaba de los ojos de mamá.
     Vuelta a la realidad. Suena de fondo “Come As You Are”, de Nirvana. No se acordaba de que ha dejado encendido el tocadiscos. Se levanta y se sienta en el sofá. En la mesa una foto de él y ella. Rota por la mitad. Coje el mechero que él le dio una vez. Quema los trozos. Como si fuese tan fácil quemar los recuerdos…
  “Mamá, qué jodida mentirosa. Era Sertralina, la pastillita. Es igual. A mí tampoco me sirve, mamá. No es suficiente para hacerme sonreír.”
    Johanna cierra los ojos y empieza a reír. “Qué cojones, que le den. Él se lo pierde.”

             

dissabte, 6 d’abril de 2013

"You're not gone. You can't be gone."


Y a veces me entra esa jodida ansiedad… ¿Cómo puedes sonreír si no estoy yo? ¿Cómo puedes hacer tu vida sin estar yo presente? ¿Cómo puedes dormir por las noches sin apoyarte en mi pecho? ¡Porque esto no debería ser así! ¡Deberías seguir siendo mía! Pero si lo sabes, hostia, si sabes que estamos unidos, que pase lo que pase siempre nos vamos a encontrar en el camino, si sabes que nadie va a quererte como yo te he querido, y nadie va a luchar por ti como yo lo he hecho… Entonces, ¿por qué no vuelves, eh? ¿Por qué no vuelves a mis brazo, como debería ser? ¿Por qué no le encuentro sentido a nada? ¿Quién coño me manda a mí enamorarme? La vida es una hija de puta que se burla de nosotros.  Y al final ya no sé qué pensar. Confundo la realidad con los sueños. Ando perdido en los callejones sin salida de mi mente. ¿Y tú, qué? ¿Sufres como yo? ¿Sí, verdad? Porque yo sé que aunque de cara a la gente sonríes por dentro estás rota. Me echas de menos, ¿verdad? Más te vale, joder. Más te vale.

 “It is easy, when you’re young, to believe that what you desire is no less than what you deserve, to assume that if you want something badly enough, it is your God-given right to have it.” – Jon Krakauer, Into the Wild.

divendres, 5 d’abril de 2013

" I'm too much of an erratic, moody baby! "


Hola Kurt,
   Se me hace hasta gracioso escribirte esta carta. Como si no te hablase nunca… Mucha gente no se toma para nada en serio la relación que tengo contigo. “Está muerto.” “Era un drogata.” “Ni siquiera lo has conocido en persona.” Eh, que vale. Que todo eso ya lo se. Pero es que no tengo ni ganas de explicaros la conexión que siento con él porque no la entenderíais. Porque es algo que se siente, no se dice.
   Os podría explicar lo básico. Que lo descubrí y entonces dejé de sentirme totalmente perdida. Que le dio un poco de sentido a mis pensamientos respecto a la mierda que me rodeaba. Que su aparición fue como el empujón final para reconocerme a mí misma tal y como soy, y no como el resto quieren que sea.
     Para saber como eres no me baso en lo que la gente dice de ti, Kurt. Yo solo te escucho a ti. Estoy atenta a cómo reacciona mi corazón ante tu música, ante tus palabras. Mi amor por ti o como lo quieras llamar se basa simplemente en eso. A mi no me vale idealizarte, ni verte como el mesías de una generación, ni esas mierdas.
  Pero para mí, eres el ser más especial que ha habitado este planeta. Y quien no lo quiera entender, que se joda. Con entenderlo yo, me basta.
                        "The sad little unappreciative, Pisces, Jesus man."

dimarts, 26 de març de 2013

Tigress Queen.

La joven tigresa camina lenta y vigorosamente. Su andar inspira majestuosidad y respeto. La tigresa tiene una cosa clara: para sobrevivir hay que ser fuerte. Y la herida en su ojo derecho lo demuestra.
   A mí me han herido, pero en el corazón. Pero como la tigresa, avanzo por mi camino, sigilosamente, porque el camino es mío y de nadie más. Y si me defiendo, me defenderé con garras y dientes, como una buena tigresa. Mi territorio es mi bienestar, y lo voy a cuidar cueste lo que cueste. Ahora ya no soy una más. Ahora soy la dueña de mi territorio. Tras mis pasos se levanta el polvo de mi pasado. Camino hacia mi futuro.
   

dijous, 21 de març de 2013

Allò que val és la consciència de no ser res si no s’és poble.

La nena feia saltets mentre les escales mecàniques feien el seu camí cap a baix. L'avi li va fer un toc al muscle, "nina, estigues quieta". Va obeir, i en arribar al final del trajecte va seguir l'avi davant la línia groga per a esperar el metro. Li agradava xafar la línia groga i que l'avi la renyara. Sentia l'excitació de desafiar les normes, encara que fos una vegada cada cert temps. Una senyora se'ls va acostar per a preguntar-los si estava en l'andana correcta per tal d'agafar el metro cap a Safranar. L'avi, educadament, li explicà per on havia d'anar al seu metro corresponent, i llavors el rostre de la dona passà a mostrar enuig. "Oiga, ¿un poco de educación, no? Hábleme en castellano, que yo así no le entiendo." La xiqueta va obrir la boca, sorpresa, en veure que una desconeguda li havia parlat malament al seu iaio estimat. L'avi, molest però tranquil, li va dir que busqués l'ajuda d'altra persona. La senyora va girar cua i es va allunyar, maleïnt en veu baixa.
     "Iaio, quina dona més malvada!"
    L'avi va somriure i li va dir:
   "No és malvada, és ignorant. Si m'hagués parlat amb educació, l'hauria ajudat. Mai deixes que et tracten d'eixa manera, que ningún desconegut té el dret a fer-ho."
   La nena es va quedar mirant la paret de l'altra banda de les vies, pensativa. Al poble tots li parlaven en valencià, i no entenia per què a una ciutat que es deia València no parlaven eixa llengua. Moltes vegades li ho havia explicat l'avi, però no ho acabava d'entendre.
   "Doncs a mi no m'agrada el castellà."
  A la paret hi havia un cartell que posava "Àngel Guimerà". Mirà els accents, i recordà que en castellà s'escrivien en l'altra direcció. I llavors imaginà que el valencià era com el vent, que movia els accents en sentit contrari a l'establert, com si es rebel·lara. I va somriure, perquè li agradava que el valencià fos així.

                                                   Tu seràs la paraula viva,
                                                    la paraula viva i amarga.

dimarts, 19 de març de 2013

'Cause all roads lead to where I stand.

                                                                                                                     
                   Dear You:
                         I hope you're doing well. Or maybe not. I don't know what's going on in my mind lately. I've been stopping every once in a while, looking at nothing, and thinking. I've been thinking so much. Mostly about you. Mostly about you and me.
         I was in that park the other day. I remembered our second kiss. How you lifted me in the air. You were smiling like a mad man. And both of us felt like we were on a ride. Fast, faster than ever. Almost flying. And you made me yours. We could not stop. Our spirits were rushing hand in hand.
    And you know what hurts the most? Realizing that it was wrong. Not what we did, but how we did it. I want to blame God, Fate, Destiny. But none of them will get me back to those moments.
     In case you want to know, I'm pretty fine, actually. I remember our great times and it makes me smile. Yes, it hurts, but it's inevitable. I would not stop remembering those moments for the world.
But, hey, we have to go on, don't we?
          Maybe you've written me a letter like this in your mind. A letter I'll never read. It would be good.
   Anyway, just... don't forget me. However, something tells me you won't be able to do it. Me neither.
                                                                       
                                                                                                       Cheers,
                                                                                                            Elizabeth Dashwood.

                                                              We've walked both sides of every street
                                                                                   Through all kinds of windy weather
                                                                                   But that was never our defeat
                                                                                   As long as we could walk together.
                                                                                                                                                 
                                                                                    

dijous, 14 de març de 2013

"I am inhabited by a cry."

Elizabeth mira el vapor que sale de su taza de té. Desde pequeña tiene la costumbre de quedarse mirándolo, ya sea vapor o humo. Esas formas suaves y extrañas que suben tranquilas. Mira hacia la ventana. Día gris ahí fuera. Bonito, joder, bonito. Ya empieza a subir la adrenalina. Se sienta en el suelo, sus largas piernas cruzadas. Se estira la camiseta de Black Sabbath. Aparta su pelo negro detrás de la oreja. Se muerde una uña de esmalte negro desgastado. Coge un papel y un bolígrafo y empieza.
   " Estoy segura de que cuando termine de escribir esto lo voy a leer y voy a pensar que estoy como una puta cabra, y todos lo vais a pensar, pero me la sopla, porque necesito escribir, porque si no escribo muero, porque en papel soy más coherente, porque si me pongo a hablar, ahí sí, ahí sí que no vais a entender una mierda. Estoy hasta los ovarios. Me cabreo, mucho. Me cabrea todo esto. La puta gente que es como tu. no voy ni a describirte, qué cojones, para qué, con decir que eres mierda ya lo resumo todo. Y lo gracioso es que si pienso eso de ti me siento mal conmigo misma, pero a la vez bien, y mi cabeza está a punto de explotar por tu puta culpa. Y es que tengo tantas cosas que decirle a cierta gente, decirle no, GRITARLE, que ya está bien, joder, que aquí no vale solo decir "pues yo le echo cojones a la vida", aquí hay que ECHÁRSELOS, y no hay manera, no lo veis joder, estáis cegados por vosotros mismos, y así jodéis a los demás, pues QUÉ COÑO, que os den, allá vosotros con vuestras pajas mentales, yo al menos afronto las mías y las intento solucionar. ¿Y porqué me como la cabeza por esa gente? PUES PORQUE ME DEBEN ESOS BUENOS MOMENTOS QUE NO ME HAN DADO. ME LO DEBEN. Ahora parezco yo la puta egocéntrica, pero ¿quién no lo es? Vuestro problema es que sois tan egocéntricos que eso no os deja avanzar. Pero bueno, eso ya lo veréis vosotros mismos."
     Respira hondo. La adrenalina baja. Saca un cigarrillo, se lo enciende. Humo que sube. Color naranja brillante. Con el mechero quema la hoja que acaba de escribir. La tira al cubo de metal. Llama amarilla. Cenizas. "¿De qué coño me va a servir gritar si no escuchan? Nadie escucha. Escucho yo. Y a mí misma no me hace falta gritarme.
                                                 Has he lost his mind?
                                      Can he see or is he blind?


dimarts, 12 de març de 2013

This is how the storm begins.


Abre los ojos y se encuentra a ella misma en una playa. El cielo está gris. Le gustan las playas lluviosas, pero esa no. Esa le produce una sensación extraña. Como de espesor a su alrededor. Extraño. Hace frío, y la arena se pega a su piel. Sal en su lengua. Mira a un lado y a otro, aturdida. En el suelo hay una caja, de un color negro brillante, con un corazón rojo dibujado en la tapa. Con dificultad se arrodilla y la coje entre sus manos. Sal entre sus dedos. Su estómago se comprime, como si se escondiese de lo que sea que hay ahí. Cada movimiento que la joven hace le provoca una especie de pinchazos en los músculos, como si algo intentara evitar que abra la caja. Pero ella es terca, y lo hace. Sus ojos mueren por un momento. El vértigo se apodera de sus entrañas. Las olas grises se embravecen. Viles, esperan con ansia las lágrimas de su debilidad. Pero no la conocen  tan bien como creen. Ella cierra la caja. Se levanta, temblando, con ojos apagados. Silenciosa. Sal en sus labios, que aparta con el dorso de su mano. Las olas se retiran al percibir su furia. La joven emprende su camino, alejándose de la caja. Su vestido blanco se ha teñido de un rojo que hace que su figura, que avanza lentamente, se vea majestuosa.
    En la caja vió su corazón. Su corazón herido, desgastado. Su corazón con quemazones de cigarrillo y moratones. Y vió al asesino de sus esperanzas. Al asesino de su inocencia. Al mentiroso, al canalla, al cobarde. Y quiso adentrarse en esa visión, y hacerle daño, devolverle cada golpe a su ilusión. Pero la joven no lo hizo. Porque el mal ya estaba hecho. Porque la vida se lo hará pagar. Y espera que le de fuerte, la vida. 
                                                           

divendres, 8 de març de 2013

(II) Miss Maggie M'Gill, she lived on a hill...

 Next night Sam appeared in the bar, sat where he was the night before, odered a glass of gin, and waited. After two hours, there was no sign from Maggie. The barman came closer to him, and said:
    -Well done, dude. That's for you.
 He gave Sam a letter. It was from Maggie. Sam, surprised and confused, broke the packet and started reading it.
     "Dear stranger gin boy:
        If you're reading this, it's because you've passed the test. I mean, you've waited long enough to know more about me. Normally people forget about me, or are not interested in my story. I don't care. But if you've stayed there, you deserve to know a little bit about me.
     I like lazy Sundays. I like suicidal poets. I love The Doors. I don't like the smell of tobacco smoke. I've tasted revenge, and it's so sweet. I've been kicked in the ass many times, not literally. There are few people I like. I've given everything, and received nothing but darkness. I like felines. I want to live in Scotland someday.  Sarcasm should be my second name. I'm such a stubborn bitch. I can be nice or terribly rude, it depends on the person I'm dealing with. People say I'm crazy, but I like it that way.
  If after all this shit you still want to know me, I'll be tomorrow in the bar. Say "yes" or "no" to the barman, he will contact me.
                                                                                     Maggie."

 Sam called the barman and told him his answer.
   -She's such a weird specimen. Whatever she has told you in that letter is nothing compared to everything you have to learn about her. Seriously, I'm always finding new things.- said the barman.
  -Thank you.
   And Sam went home, still shocked by that behaviour. She didn't even appeared. He was so excited about the meeting. Just a letter. But what a letter. She was not in front of him, but her words were as attractive as her presence.
                               
   

dimarts, 5 de març de 2013

(I) Sammy was low...

Sam went to the bar, just to have a drink and think about his problems without anyone bothering him. Just him and his glass of gin. That's all. Because lately he's had too much things in his head. He's gathered lots of dreams, hopes and happy endings in his mind, and in a blink of an eye, it's broken in pieces. He doesn't even know how to feel anymore. Is it worth it to fight for what you want, when it always slips through your fingers? He feels lost in himself. Suddenly, he can't trust anyone or anything. It's just so weird. It's been a shock. She's broken his heart. Again. Any faith in her remaining in his heart has disappeared. Thank God his sense is there to prevent him from running into her arms, and crying, and asking why does she do it. Why does she act like if he had not feelings. Like if nothing could affect him. Because it's not like that at all.
    He sits there, playing with the glass.
            - You're fucked up, right?
      He turns to the left, surprised. The voice comes from a girl, an attractive girl. She's drinking some vodka. She's dressed in black. She's wearing red lips. She gives a kind of dangerous impression. Dirty and dangerous.
           - Sorry, are you talking to me?
           - Well, who else?.
      She stares at him, like if she was investigating something, like if she could read something in his face.
         - Let's make a deal, okay?.
         -What...what kind of deal?.
         She smiles.A hussy smile.
         -If I guess why are you sitting here, alone, drowning in that glass of gin, you'll invite me to a shot. Is that okay?.
       He's too surprised to say no. The girl gets a little bit closer to him. She's really beautiful, he thinks. She bites her lip and frowns.
      -Someone has broken your heart. And in your mind you're trapped by that person.
      His face turns pale as she laughs.
      -I am totally right, isn't it?
      She continues laughing, and he asks :
      -Who the hell are you?
       She stops suddenly. Her eyes seem darker.
      - Do you really want to know it?
         He gulps and nods.
      - Then meet me tomorrow, here, at the same time, gin boy.
       She smiles again, says goodbye to the barman and walks to the door.
     -Hey, wait! At least tell me, what is your name?
     - Maggie.
      And she disappeared in the night. Her name floting in his lips. Maggie...


The moment to fight.

Cuando la vida te ha dado muchas patadas. Cuando te has visto perdido. Cuando has querido escapar de ti mismo. Cuando ni siquiera te has planteado tu felicidad. Cuando has dado todo y no has recibido nada. Es tiempo de ponerse las pinturas en la cara y salir a la batalla. Hay que enfrentarse a la realidad más cruda. Hay que buscar un motivo para luchar. Y ese motivo es tu propia felicidad. Lucha por cuidar a los que te quieren, porque su apoyo siempre estará ahí. Lucha por volver a quererte a ti mismo. Lucha por la sensación de caminar con paso de firme, de marcar tu senda, de dejar en el aire el rastro de tu presencia. Lucha, lucha, lucha, y nunca te rindas. Porque no sirve de nada acomodarse en la debilidad. Porque la fuerza existe, solo tienes que buscarla en ti mismo. Recuerda, tu único enemigo es la falta de fe en ti.
                                             
                                               A warning to the people
                                                The good and the evil
                                                      This is war
    

diumenge, 3 de març de 2013

"Nombre propio femenino de origen latino que significa "la que trae alegría" "

Desde el Imperio Romano predicaban la misión de esta doncella de pelo azabache como la misteriosa noche y labios pintados de la exquisitez del vino. De su pelo al viento nacen trazos de pasión. Trazos de espíritu. De espíritu inabarcable. La misteriosa, la talentosa, la bella. Los ruiseñores la envidian. ¿Y quién no podría envidiarla? La definición de arte es ella. ¿Y qué es la vida sin arte? La pintura es la sangre en las venas de la vida. Y ella traza el camino. Ella, la que trae la alegría.

"Procede del griego y significa «que manda en el mar»."

Ella no es un riachuelo. Ella no es una ola entre tantas. Ella es una cascada. Ella es la inmensidad del mar. Es una princesa de seda dorada y de ojos de cielo y mar. Clara y viva, pero sobretodo fuerte, muy fuerte. Y esa fortaleza, ese ímpetu, hace que la vea como lo que es: una ninfa, una joven genial. Nos regala retazos de su imaginación a través de mareas de palabras. Ella es como el cielo que nos cubre y nos proteje, y el mar que nos apacigua y nos embravece. Recibe de mí mi más sincera admiración.


divendres, 1 de març de 2013

Rosenrot.

Nunca os atreváis a despreciar a la rosa. La rosa tiene un poder infinito, difícil de explicar. La rosa es hermosa como la vida que brota en Mayo, como las mejillas de las muchachas felices, como la sangre que recorre nuestras venas, como la vida. La rosa le da belleza incluso a la muerte, pues las gotas de sangre, además de recordarnos la vida que una vez implicaron, se asemejan a los pétalos de la rosa. Los pétalos de la rosa pueden ser la consumación de la pasión entre dos personas, el bienestar que produce su aroma, la extraña, inexplicable y bellísima suavidad de su tacto... Cuando se entrega una rosa a alguien es una prueba irrefutable de admiración, pero también un implícito recordatorio de los finales. Porque una rosa cortada sobrevive, porque es fuerte, pero al final, como todo, muere. Pero aún muriendo, la rosa es magnífica. Pasa de su rojo apasionado a un púrpura mayestático. A la rosa hay que dejarla morir de pie. Es el mínimo honor que se le puede rendir.
     La rosa es mi musa más preciada: hermosa como ella sola, pero con espinas que te hacen difícil el acceso a ella. Y cuando al final lo consigues, los pinchazos en tus dedos no importan, porque el simple placer de observar de cerca y poder tocar y oler una rosa merece totalmente el sacrificio.
                                      Sie will es und so ist es fein [...]
                                      Was sie will bekommt sie auch.

dimecres, 27 de febrer de 2013

Such sweet sorrow.

Amelia intentaba atender a las explicaciones de su hermana, pero no lo conseguía. Solo un pensamiento ocupaba su mente: la imagen, el aroma, la presencia de esa criatura hermosa que había estado a su lado. El harmónico sonido de su voz, la textura de sus labios, la luz de sus ojos... El encuentro furtivo de sus manos fue suficiente para despertar en ella la fantasía de los amores platónicos. Se sentía cual trobador en el universo del amor cortés. Distancia entre ella y la persona amada. Simple admiración, sin llegar a poseer a esa persona. Solo la posee durante los momentos en los que puede adorarla con la vista. "Es un dolor placentero, el de considerar a una persona bellísima y que no sea tuya, y simplemente contentarte con disfrutar contemplando su existencia, pensó Amelia".
     
                                   Al derramar tu voz su mansedumbre
                                   de miel bocal, y al puro bamboleo,
                                   en mis terrestres manos el deseo
                                   sus rosas pone al fuego de costumbre.

                                                                                

2.

Dos. Two. Deux. Dous. Due. Nada más y nada menos. La vida nos llena de este número. La base de nuestra relación con el mundo. El mundo y yo, dos. Tú y yo, dos. Tú y yo... Tu vida y la mía que se encuentran, chocan, se erosionan. Conviven. Tú. Yo. Dos pares de ojos que se miran. Dos manos que se tocan. Dos cuerpos que se acercan. Tú. Yo. Juntos momentáneamente en esta vasta vida. Cuidamos el uno del otro, lejos, cerca, no importa. Dos corazones que laten. Dos rumbos distintos, que a veces se cruzan, luego se separan, se cruzan, se separan... Te quiero, no te soporto, te admiro, me enervas, absorbo cada milésima de tu presencia para no perder algo tan fugaz como los recuerdos. Tu recuerdo. Que no se va a borrar. Y de este encuentro fugaz entre mi vida y tu vida me voy a llevar lo mejor. Porque de lo peor ya hay bastante, y quiero ir ligera de equipaje.Y voy a seguir hacia delante, sin nada que me detenga, porque esta vez yo hago el camino. Y voy a aprender a vivir con la persona que nunca me va a abandonar: yo misma. Yo y yo misma. Dos.
                                   
                                    In dreams, I meet you in warm conversation.
                             We both wake in lonely beds, different cities,
                             and time is taking its sweet time erasing you.

diumenge, 24 de febrer de 2013

London Calling.

Las gotas de lluvia descendían decididas hacia las calles de Londres. La chica de la maleta corrió al cobijo de la entrada de su hotel. "Good morning, ma'am". Un hombre encantador, el de la recepción. Habitación 457. Pequeña pero preciosa. Desde la ventana se podía observar los tejados de las casas entre las cuales corrían Holmes y Watson en pos de misterios en la mente de Conan Doyle, donde Guy Fawkes maquinaba junto a otros el Complot de la Pólvora, donde los Sex Pistols se convirtieron en abanderados de la generación del "No Future"... "Muy bonita Londres, pero muy gris" dice la gente. "Eso es que no sabéis ver la belleza de la melancolía", dice la chica de la maleta. Ha venido a Londres a disfrutar de esa melancolía. No por cosas del pasado, al contrario. Viene a vivir el presente. A dejar atrás los malos recuerdos. A vivir. Porque en las grisáceas nubes de Londres ella encuentra ternura. En la frescura de las gotas en su mejilla ella encuentra felicidad. Por fin se siente libre. Es libre de disfrutar. Y el agua la hace sentir viva.
       Y de madrugada sale a las calles a que la fina lluvia moje su pelo, su cara, su ropa. Y se promete a ella misma que va ser feliz. Ella. La chica de la maleta.
                   
                                   London calling at the top of the dial,
                                          After all this, won't you give me a smile?

dimecres, 20 de febrer de 2013

“Tis in my memory lock'd, and you yourself shall keep the key of it.”


 She always went to that park in Bath, sat in a bench and started reading a Shakespeare play. Her favourite one was Hamlet, as I saw her reading it over and over again. In fact, she preferred tragedies. She loved tragic endings. She smiled as she was reading, but I saw in the shadow of her eyes her deep sadness, something hidden behind her mind.
    One day, I sat next to her. She didn’t even look at me, she continued reading. Hamlet, of course. All of a sudden I felt brave enough to speak, so I said: “The readiness is all”.
She closed the book and noticed my presence. She stared into my eyes for a long time and said: “Do you feel it, too?” . “Do you mean the beauty of that sentence?”, I answered. She nodded and whispered: “I thought nobody else would notice it. I thought people would just ignore those words”. I said: “How can I ignore this beauty if it’s in front of my eyes?”. She blushed and smiled. She didn’t recognize me. But it didn’t break my heart anymore. I know those memories cannot come back. Amnesia has killed them. But I want to make her love me again. Just as much as she loves Shakespeare. Just as much as I love her.
   

Starting over.

Hacía tiempo que no escribía una entrada de blog... Antes lo utilizaba como terapia para convertir el dolor que me llenaba en palabras. Esto es diferente.
Mi vida ha cambiado mucho desde la última vez que escribí en el anterior blog. Ha sido un período intenso, con momentos felices, eufóricos, desesperantes. tristes... Creo que he llegado a un punto en el que me estoy replanteando mi vida. Qué es lo que quiero, y sobretodo, a quién quiero a mi lado.
Escribir me ayudó mucho la última vez, así que no quiero perder la oportunidad de expresar lo que hay dentro de mí . Y no necesariamente hablando directamente de mis sentimientos, sino simplemente a través de palabras. Palabras que cuenten historias, historias ficticias, historias ajenas. Historias que tal vez sí que lleven un poco de mí en cada una de ellas. Como decía Hamlet, "palabras, palabras, palabras...".

Siento que me estoy reconstruyendo. Siento que me estoy montando pieza a pieza. Y por primera vez miro el futuro no desde la ventana, sino cara a cara. Por primera vez quiero aprovechar el presente al máximo. Por primera vez quiero descubrir, quiero aventuras, quiero... Quiero sacar la fuerza que hay en mí. Creo que ha llegado el momento.

"There's a time and a place to die, but this ain't it"